...Porque siempre hay un "Plan B" para cada ocasión...para alegrarnos el día a bocados y pequeños tragos...

miércoles, 20 de mayo de 2015

#Crónicas_Albariñas (I)

Abril ha sido un mes intenso para mí en lo que a vinos se refiere, y, sobre todo, ha predominado una variedad por encima de las demás. Ha sido, sin duda, el mes del ALBARIÑO, y digo Albariño y no Rías Baixas, que está bien que nos acostumbremos a distinguir...
Y no digo Rías Baixas, porque una gran mayoría de los catados no están dentro de la citada D.O.
Que por qué??? Pues vaya usted a saber; aunque en todo caso, no va a ser este un post polemizador, que ya hay quien habla con mucho más conocimiento de la causa que yo.
Pretende ser este un post (bueno, en realidad serán 3) en el que ensalzar el buen trabajo que se está haciendo ahora mismo con una uva tan versátil como esta. Elogiar y no criticar, al menos de momento.
En mi escasa experiencia como "disfrutona" de vinos, creo que he sabido rodearme, con el paso de los años, de gente que se está currando esto de hacer bien las cosas, que se apasiona con su trabajo y que vive por y para el vino y sus viñas. Tengo claro por qué camino quiero ir en esto de catar vinos, aprender y valorar... y este mes de abril he reafirmado un poco más mi postura. Y lo de abril lo extiendo hasta el 8 de mayo, fecha de la última "Crónica Albariña".
Eulogio Pomares, antes de comenzar la cata

Comenzamos con este día: 10 de abril. Fecha de la primera #CataClandestina en la Gastroteca SCQ, dentro de la serie de tres llamadas (Re)Descubrir el Albariño. Redescubrir y nunca mejor dicho, porque el albariño siempre ha estado ahí, y las cosas bien hechas también, aunque lucen menos y no se llevan tantos flashes.
Ese fue el día de Eulogio Pomares, de Bodegas Zárate, y también de Fento Wines, su línea más exportable y moderna. Por ella comenzó la cata, con Bico da Ran y Fento.
Ambos de la zona de As Neves, de latitudes distintas a los vinos de Zárate, que viven en O Salnés, concretamente en Meaño.
Bico da Ran 2014 debe su nombre a una playa de Cambados y el espíritu marino también aparece reflejado en su etiqueta. Era este un 2014, Albariño 100% de producción sostenible en el que solo se emplea cobre y azufre. (Se emplean compuestos de plantas para tratar enfermedades y el suelo). Aromas frescos y florales, pero con algún matiz de fruta tropical más madura, todavía con un poco de sulfuroso, dado que le falta reposo en botella. Es un vino de paso fácil, buena acidez y muy apto para chateo.
Fento 2013, que ilustra con su etiqueta a la planta de la que toma su nombre (Helecho en español), de producción limitada a 4000 botellas y novedoso tapón de rosca, que hacen de este vino un producto 100% exportable (gran presencia en países nórdicos). Es en este caso un plurivarietal de Albariño, Loureira, Treixadura y Godello, donde la Treixadura le aporta elegancia y redondez y el albariño aporta estructura y acidez. Aromas florales pero también con más presencia de cítricos, en boca más untuoso que el anterior.
Pasamos luego al proyecto más conocido de Eulogio: Zárate. De esta bodega sus vinos más conocidos y prestigiosos.  Sólo 3 ejemplos (y vaya ejemplos):

Zárate 2014, todavía un jovencito con mucho que decir en los próximos años, con presencia de carbónico, debido a su reciente embotellamiento . Un vino salino, coupage de varias cepasjóvenes y viejas. En las viñas no se usan herbicidas y se opta por una cubierta natural permanente.
Tras da Viña 2012, un vino monoparcela, una maravilla que permanece cerca de 30 meses en depósito sobre sus lías finas (en esta añada un poco menos) y unos 6 meses en botella antes de salir al mercado. Por tanto, es este otro vino al que todavía le queda mucho tiempo por delante, dentro de unos 3 años estará espectacular seguro. Suelo granítico, arenoso, de sábrego, sólo 3000 botellas y un compendio de aromas florales y marinos, expresion de terroir, de fruta madura e incluso caramelo a medida que va pasando tiempo en la copa.
Palomar 2013 (Mágnum), monoparcela de cepas albariñas centenarias, esta vez sobre lías y fermentación en barricas de roble francés durante 9 meses. Otros 6 meses de reposo en botella antes de salir al mercado. Un vino pleno de acidez y equilibrio con la madera, una vez más deseando ver todo lo que podrá expresar dentro de unos años.

... Continuará en #Crónicas_Albariñas (II)

1 comentario:

  1. Thanks for sharing your thoughts. I really appreciate your efforts and I will be waiting for your next write ups thanks once again.

    ResponderEliminar

Tu opinión le da sentido a este blog; Vamos! No te cortes!!