...Porque siempre hay un "Plan B" para cada ocasión...para alegrarnos el día a bocados y pequeños tragos...

martes, 14 de octubre de 2014

#FacendoOraposo: Vendimia 2.0 en Adega Entreosríos

Uva raposo: muy perjudicada por las lluvias de este año
Raposo... Vendimia 2.0...Suena todo un poco raro, lo sé. Quienes hayáis leído algún post mío anterior sabréis de qué hablo cuando hablo de Raposo: Se trata de una variedad de uva blanca que adopta este nombre en la zona del Barbanza, y que se denomina Blanco Lexítimo en la zona de Betanzos y Branca do País en Negueira de Muñiz.
Fincas de raposo (foto: Jose Manuel García)
¿Que por qué ese hashtag, #FacendoORaposo? Bien...ahí entra la parte de "Vendimia 2.0": Se trató de una vendimia un tanto atípica, donde nos reunimos un grupo de amigos comandados por Jose Crusat, responsable de la Adega Entreosrios, situada en A Pobra do Caramiñal (del que ya os he hablado en más ocasiones), y que tuvo gran impacto y presencia en las redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram). La idea era volver a poner en valor la fiesta de la vendimia (haciéndolo más visible a través de las redes sociales), tan típica antaño en las casas y un poco olvidada en la actualidad. La fiesta de la vendimia es eso: una fiesta; no sólo se recoge la uva y se procesa, sino que se realizan una serie de actividades en torno a eso: comer, beber, música, juegos...
En primer plano Jose Crusat en la Adega Entreosríos distribuyendo el trabajo que íbamos a realizar
Nosotros vendimiar, no es que vendimiáramos mucho, tan solo algunas cepas de albariño y alguna finca donde había el poco raposo que la lluvia este año nos ha querido regalar, pero sí puedo aseguraros que la experiencia fue fantástica, que lo pasamos en grande y que todo fue excepcionalmente agradable gracias a Jose Crusat y su familia que nos trataron de lujo. De Adega Entreosríos tampoco voy a hablaros, no valen las descripciones: hay que ir allí. Como avance, os dejo el enlace a su Facebook y a su página web. Un sitio ideal para disfrutar en compañía, realizar actividades y, cómo no, beber el vino que elaboran.
Algunas imágenes de la casa de turismo rural Adega Entreosrios




Puestos los cimientos de esta Social Harvesting, no voy a contaros mucho más; este será un post diferente donde hablarán más las imágenes que los textos. Algunas imágenes son mías, otras de mis compañeros de vendimia, también apodados #comandotijera. Podéis ver más información sobre el evento siguiendo el hashtag #FacendoOraposo,donde se fue comentando en tiempo real la vendimia y también en las entrevistas realizadas para el programa Come e Fala de la Radio Galega del que os dejo el enlace: http://www.crtvg.es/rg/a-carta/come-e-fala-come-e-fala-do-dia-05-10-2014-903935

#comandotijera listo para la acción (foto: Jose Manuel Garcia)
Reparto de las tijeras para cortar los racimos: Ojo a las tijeras de Hello Kitty... las más buscadas!! (Foto: Jose Crusat)
Cepas de albariño, de las que también vendimiamos alguna parte
Y como esto de vendimiar da bastante hambre, qué mejor manera de saciarla que yendo al Bar Nuevo en A Pobra do Caramiñal para comer unos de sus famosos bocatas de pulpo y queso San Simón da Costa?? Están realmente espectaculares...podría comerme tres!! y si lo amenizamos con Altares de Postmarcos, el albariño de Entreosrios, ya ni os cuento!!!!

Selfie del grupo con la gente de Bar Nuevo, gracias Jose Mariño por tratarnos tan bien!! (foto: Jose Manuel García)
De vuelta en la bodega, escuchamos a Jose Crusat contarnos cómo elaboran sus vinos...Un placer atender y aprender de tan buena gente como la familia Crusat.

Por si nos habíamos quedado con hambre, el jefe de la casa, nos preparó una carne ó caldeiro para quitar el sentido. Pudimos disfrutarla junto con el resto de la familia y las personas que ayudaban en las tareas de vendimia. Momento estupendo para compartir mesa y mantel con todos ellos GRACIAS!!!!
La gran mesa en la que pudimos comer la carne ó caldeiro (foto: Jose Manuel García)
En la sobremesa tocaron charlas y paseos por la zona, y también el momento de grabar las entrevistas para Come e Fala!!




Ya para acabar, también hubo momentos de diversión para los más pequeños, que pudieron pisar la uva la más puro estilo tradicional: Con los pies.
los peques pisando uva (foto de Victor O Bandullo)

Los menos peques atendiendo a Jose Crusat

viernes, 10 de octubre de 2014

De donde nace el vino: Cata de uvas en Vide Vide o #Somosloquecomemos

A punto de empezar al cata en Vide Vide
El pasado martes 23 de septiembre, y de nuevo enmarcado dentro de las actividades desarrolladas dentro de Compostela Gastronómica, tuvo lugar en Vide Vide una cata bien diferente: No se trataba en esta ocasión de una cata de vino al uso, se trataba de empezar por el principio, por saber de dónde viene lo que nos bebemos, desde que el fruto comienza a nacer hasta que se recoge, principalmente durante el mes de septiembre.

La ocasión era, por tanto, única y privilegiada, dado que, estando en el mes que estamos, será una de las pocas veces que podamos hacer una cata de uvas listas para vendimiar, y que guardan ya en su interior la esencia que luego transmitirán la vino.

Martiño Santos, uno de los socios de Vide Vide, comenzó la introducción haciendo un bonito repaso por las fases de crecimiento de la uva y también "desgranando" el fruto, explicando lo que aportan al vino cada una de sus partes. También tuvimos la ocasión de usar un refractómetro para comprobar el grado alcohólico de la uva, que variaba sensiblemente dentro de la misma variedad si ésta se producía en diferentes zonas climatológicas.
Usando el refractómetro
El nutrido grupo que allí estábamos pudimos luego ir probando las diferentes uvas de las distintas zonas productivas de Galicia que los bodegueros aportaron a esta cata: entre ellas rarezas autóctonas como el Ratiño o el Raposo en blancos, o la Loureiro Tinto o Brancellao en tintos.

Dado que estaban presentes bodegueros como Jose Crusat de Adega Entreosrios, o Roberto Rivas y Diego Rubianes, de Adega Moraima (y también su enóloga), pudimos escuchar de primera mano, cómo se realiza la vendimia y elaboración de sus vinos, y también las dificultades que este año nuestro clima les ha puesto para poder hacer un buen producto.

La cata de uvas, sirvió, además, para comprobar cómo influye la climatología dentro de una misma variedad; así, la albariña de la zona de O Ribeiro estaba mucho más madura que la misma uva de la zona de O Salnés, por ejemplo. Lo mismo sucedía con la Treixadura, que en zonas más atlánticas todavía estaba verde y ácida, sin desprender su aroma tan característico.  Esa año además, climatológicamente tan complicado y con un verano más frío y húmedo de lo normal, está trayendo verdaderos problemas a los bodegueros, sobre todo a los de zonas más costeras, como Rias Baixas y Barbanza. Algunas de las variedades más sensibles al clima, se verán seriamente perjudicadas por estas últimas lluvias, tanto que, es incluso probable que este año no puedan sacarse al mercado monovarietales elaboradas con algunas de ellas: tal es el caso del caíño tinto o el raposo en blancos.
Algunas de las variedades catadas
Tras la cata de uvas, también toco, cómo no, catar algunos de los vinos elaborados con las variedades mencionadas anteriormente. Es ahí donde se puede comprobar (aunque todavía me falta mucho para tener tan buen paladar), cómo el aroma y el sabor de la uva pasa al vino, sobre todo al principio, donde más se percibe.

Comenzamos por el Vulpes Vulpes, monovarietal de Raposo, enmarcado dentro de la IGP Terras de Barbanza e Iria, que al igual que la uva, tiene un alto potencial aromático, el "chanel" de los blancos, lo llamaría yo, sus aromas a flores son espectaculares... Le auguro también un buen envejecimiento en botella, dada su frescura y acidez final.

lunes, 29 de septiembre de 2014

Esto va de #Superhéroes sin capa: Cata de Sebio en Gastroteca SCQ

Xosé Lois Sebio y Patxi Movilla en acción
El viernes 19 de septiembre me acerqué a la Gastroteca SCQ para asistir a una de esas catas organizadas por Patxi Movilla y Natalia Torres que uno no se debe perder: Una cata sólo apta para superhéroes... y superheroínas!!! No me considero yo una supernada en ninguna faceta de mi vida, pero sí creo que he sabido conocer a gente que me ha transmitido pasión por las cosas que hace y entre ellos se encuentra Xosé Lois Sebio. Los viticultores, los "vignerones", esos son los auténticos apasionados (#superhéroes) de su trabajo, nosotros los espectadores dispuestos a dejarse empapar de conocimientos y  buen vino, algo que traspasa las fronteras de lo meramente sensorial y te deja poso más adentro, en el alma... Eso es la pasión por las cosas bien hechas. Sebio, un claro ejemplo, evidentemente no el único!

Así que, esta vez sin capa de superheroína, me senté a la mesa de cata junto con otros 9 afortunados. La cata se enmarcaba dentro del programa de actividades de Compostela Gastronómica, que tuvo lugar en Santiago de Compostela del 19 al 27 de septiembre. En una noche en la que la lluvia no daba tregua, en aquella sala subterránea, parecíamos conspiradores de una guerra pasada, una cata "clandestina" propia de años de ley seca... Sin duda el entorno le daba un plus especial a lo que Sebio nos presentaría esa noche.

Podría estar horas hablando de los Viños de Encostas (vinos de zonas con identidad muy acusada, en laderas y zonas de difícil acceso y elaboración), proyecto de Sebio bajo el que se enmarcan sus creaciones más personales y arriesgadas, pero se convertiría en un post eterno y pretendo simplemente dar un par de notas y apuntes de cada uno de los vinos catados.. Lo que intento es, pues, acercaros un poco a sus vinos...sólo a medio camino, para que el resto del camino lo hagáis vosotros... Es toda una declaración de intenciones: Debéis probar sus vinos... y yo no puedo hacerlo por vosotros.

El primero de la noche fue una primicia que yo ya tuve la gran suerte de probar en Tui, en la Emoción dos Viños (os invito a leer de nuevo el post) y que todavía no ha salido al mercado... O Con 2013, albariño de Rías Baixas, que Sebio elabora junto con Xurxo Alba, de Albamar en un su finca de Castrelo: 100% elaborado en inox, sin lías ni barricas. Se me acaban los calificativos para este vino, sobre todo por su potencial, por todo lo que puede llegar a ser, dado que todavía está "por hacer" en botella. Traía mis recuerdos sensoriales de Tui, fue el blanco que más me sorprendió, y de repente volví a sentirlo, pero todavía más...el vino ya ha cambiado desde junio y lo seguirá haciendo... La sutileza de la piel de limón, la frescura... Tan sólo dejándolo reposar en la copa y catándolo media hora después, este O Con ofrecía matices completamente diferentes... Y todavía más sorprendidos cuando un par de horas después, el muy insolente nos volvió a ofrecer toques cítricos propios de un vino con un frescor y acidez que merecen la pena la espera a la que nos someterá para verlo en todo su esplendor.

jueves, 25 de septiembre de 2014

#MoraimaCaiño: Echar la vista atrás, mirando hacia adelante

Logo de Moraima Caíño... Chulo!!!

El pasado jueves 18 de septiembre la que os escribe se trasladó al Pazo da Crega, en la localidad pontevedresa de Barro, para ser testigo, junto con otros amigos, compañeros y amantes del vino de la presentación de Moraima Caíño, el tinto elaborado con la variedad caíño de la Adega Moraima.
Esta cooperativa, nacida en 2006, cuenta en la actualidad con 11 socios y elaboraba, hasta la fecha, dos blancos: Aba de Trasumia y Moraima Albariño. Los dos blancos tampoco quisieron perderse la fiesta y formaron parte del evento para dar paso al plato fuerte: Moraima Caíño.


Pues bien, en una apuesta personal por poner en valor las variedades autóctonas de Rías Baixas, Moraima decidió elaborar un tinto 100% caíño, recuperando y cuidando con mimo las cepas viejas (prefiloxéricas en algún caso). A la labor y empeño de los socios ha de sumarse el trabajo llevado a cabo por la enóloga de la cooperativa, Cristina Yagüe, que comentó las notas de cata junto con Mercedes González.
Moraima Albariño y Moraima Caíño

También tuvimos la ocasión de probar la uva con la que se elabora este vino y así poder comprobar de primera mano las particularidades del caíño. Un vino "bravo" de entrada, que necesita que se le entienda, como vino atlántico que es, de forma  muy diferente a un vino elaborado en otras latitudes. Es por tanto un tinto de marcada acidez, en la que primero aparecen notas de frutas del bosque y toques balsámicos. Me llamaron poderosamente la atención los matices tostados e incluso avainillados una vez reposada la copa. En boca resulta amable, goloso, la acidez equilibrada y se adivina una buena evolución en botella... eso si sabemos esperar, porque sólo se han elaborado 2200 botellas de este Moraima Caíño. Expectante de ver esa evolución!

La fiesta se prolongó unas cuantas horas, en buena compañía, de buena gente y buenos vinos...al final de la noche el Caíño se cotizaba mucho... hasta había que buscarlo por debajo de las mesas!!!
Breve muestra de nuestro amor por el vino...

Sólo me queda darles la enhorabuena (y las gracias por invitarme) a los socios de la cooperativa por su apuesta por lo nuestro, por recuperar la tradición en la elaboración y recuperar las castas autóctonas, algo que en Galicia, los bodegueros sensibles, los que luchan por lo auténtico, están sabiendo apreciar desde hace algunos años ya. Larga vida al vino gallego!!!
Creo que esta foto es de Kike García Cerviño (Alacena Roja)...es la única buena, así que con tu permiso...

P.D. Os pido perdón por la calidad de las fotos, pero ese día mi móvil me comentó que no le apetecía trabajar y decidió sacar las fotos oscuras, así, como para dar ambiente... :(

jueves, 11 de septiembre de 2014

De Aniversarios, Vinos y Personas con #ShowroomDysbodesa

Algunas de las bodegas que se dieron cita en el AC Palacio del Carmen
El pasado lunes 8 de septiembre, la distribuidora compostelana de vinos selectos Dysbodesa, con su capitán  Carlos M. Jorge al frente, reunía en el Hotel AC Palacio del Carmen a 17 bodegas de ocho denominaciones de origen distintas.
Una oportunidad estupenda para, una vez más, apostar por un binomio que considero fundamental e indivisible: VINO + PERSONAS.
VINO; la razón de ser, el motivo por el que nos damos cita, el producto con el que llenaremos las copas durante la velada, sí; pero PERSONAS; el alma que da forma al producto, el bodeguero, de tú a tú con más PERSONAS: nosotros, del otro lado.
Dicho esto, no quedaba más que acercarse al hotel AC Palacio del Carmen y comprobar el buen ambiente que se respiraba. Carlos, magnífico anfitrión, paseaba de mesa en mesa saludando a aquellos que durante estos cuatro años han estado de una forma u otra presentes en su andadura comercial.
Estupendo ambiente en el AC Palacio del CArmen
Una vez provista de mi copa para catar, y en compañía de varios amigos (si es que al final nos encontramos siempre en todos los saraos!!!), recorrí varios stands de las bodegas que se daban cita:

Lagar de Costa, con sus albariños (Maio, Lagar de Costa, Lagar de Costa Barrica), de mis favoritos, también traían su espadeiro "Viva la Vida-A", otro ejemplo de los que se está haciendo con las variedades tintas en Rias Baixas; vinos frescos, atlánticos, diferentes, en este caso con paso por barrica durante 8 meses. Me faltó algo, bajo mi opinión, tal vez merezca la pena esperar un poquito más para que explote todo su potencial y la madera se suavice.
Espadeiro Vida la Vid-A de Lagar de Costa

jueves, 7 de agosto de 2014

El Ribeiro mira al mar: #RibeiroSondeViño 2014 - Sentidos y emociones FACE to FACE


El mar, testigo de excepción... Oídos, ojos, olfato, gusto, y por qué no, tacto, espectadores de primera fila del festival enomusical Ribeiro Son de Viño, que se celebraba el pasado 19 de julio en el Náutico de San Vicente do Mar (O Grove).

Muchas cosas ayudaron a que el evento tuviera tan buena acogida: el espacio; El Náutico, único de estas características en muchos kilómetros a la redonda, tan bien comandado y con una acústica alucinante; el entorno, mágico, el mar, la playa nada más poner el pie fuera del recinto...la música, interpretada cada hora par (salvo el concierto fin de fiesta) durante toda la jornada. Esos tres pilares sentaron los cimientos sobre los que se asentaría este sorprendente festival; y el protagonista, el actor principal: EL VINO, El Ribeiro.

Hasta el sol tuvo que rendirse y acabar por salir, en un día que empezaba no muy bien en cuanto a lo metereológico; de camino a O Grove llovía como si no hubiera mañana...
Vistas de la playa desde EL Náutico, aquí el sol aún no quería salir...

Cuando llegamos, con ese ambiente gris, estaba claro que la fiesta tenía que tomar fuerza dentro, que sería el vino y la música la que hicieran el resto...y así fue...A las 14:00, tras la presentación del evento de mano del Alcalde de O Grove, el gerente de la D.O. Ribeiro y Mercedes González del Club de Cata Vistislucus, con el vino elegido en la cata anual del Consejo Regulador, la chilena Soledad Vélez y su rasgada voz, se encargaban de encender el ambiente...la lluvia cesó y el sol, que tantas y tantas horas acompaña a los vinos del Ribeiro durante su vida, quiso también estar presente aquí.
Vinos elegidos en la Cata anual del Consejo Regulador

El resto ya vino rodado; la primera cata armonizada (con pequeños pinchitos servidos con cada vino) corrió a cargo de Adegas Valdavia y su Cuñas Davia. Ya he hablado anteriormente de esta bodega y de lo mucho que me encantan sus vinos, así que os invito a leer de nuevo ese post en mi blog (#autobombo). Alberto Úbeda, a los mandos de esta bodega, y su enólogo, nos hablaron de los dos vinos que pudimos catar: Cuñas Davia y Cuñas Davia Barrica. El primero, un coupage donde la voz cantante la lleva la Treixadura, acompañada de Albariño, Godello y Lado, lleva crianza sobre lías. Un vino intenso, muy aromático, donde predominan frutas maduras (manzana, membrillo), amplio, untuoso, bien equilibrado en cuanto a acidez. El segundo, Treixadura con 20% de Albariño, lleva crianza en roble francés durante tres meses. Lo justo para apreciar lo que la madera puede aportar a este vino blanco, sin dejar que oculte las peculiaridades de la uva y el terreno. Yo lo defino como un vino elegante, sofisticado, con aromas ahumados y a frutas de hueso. En boca se aprecia esa complejidad y no deja de ser fresco, con un toque seco aportado por el roble.
Adegas Valdavia comentando sus vinos

lunes, 4 de agosto de 2014

D'Arvelos, una ventana al Atlántico

El pasado 16 de julio tocaba cata de vinos organizada por los amigos de VideVide, dentro de la serie de catas encuadradas en #adeganatenda.

Esta vez me apetecía especialmente asistir, puesto que, aunque ya había coincidido con el viñerón de esta bodega, D'ARVELOS, en un evento anterior, no había tenido la ocasión de probar uno de sus vinos, que me atraía especialmente por la variedad con la que estaba elaborado: caíño tinto.

Pero no nos adelantemos; la joya de la bodega fue, obviamente la última en servirse. Antes del caíño tocaban los dos blancos que elabora la bodega y que me sorprendieron gratamente. La bodega se encuentra encuadrada en un lugar privilegiado, Vilalonga, desde alguna de sus viñas puede verse y respirarse la isla de A Toxa, y toda esa esencia atlántica no puede sino transmitirse a sus vinos. Y lo hace de forma realmente palpable. Ambos blancos están elaborados con 100% Albariño y en ellos se respira la salinidad y la esencia de las Rías Baixas.