...Porque siempre hay un "Plan B" para cada ocasión...para alegrarnos el día a bocados y pequeños tragos...

viernes, 20 de febrero de 2015

De paseo por el pueblo (#DeVinos) con Germán Blanco: Un soplo de Aire Fresco

Quinta Milú, uno de los proyectos personales de Germán Blanco
Lunes de febrero, día 9, esta vez en Singulario, otro enclave de visita obligada para los vinófilos en Santiago de Compostela; y otra de esas catas que una no debería (ni querría) perderse. Ya le tenía yo ganas a un recorrido quasicompleto por los vinos de Germán Blanco. Asturiano de nacimiento, que reparte su tiempo entre Gijón, el Bierzo y la Ribera del Duero, posee una de esas cualidades que personalmente más me gusta destacar en los proyectos de un viticultor: ARRAIGO.
Arraigo entendido como la fuerza impulsora que sirve de denominador común para todos sus vinos, todos tan diferentes que solo podrían pertenecer a un mismo elaborador; a eso me refiero, a imprimir el carácter en lo que se hace, pero sobre todo a dejar hacer, a actuar como hilo conductor,  que sea la tierra, la viña la que marque y guíe el vino que saldrá cada año.
No habrá, por lo tanto, una sola añada igual a la anterior; cada vino es diferente: mínimo intervencionismo, elaboración viña a viña para sacar la máxima expresividad de cada una. Se recuperan tradiciones ancestrales como el pisado de uva o la fermentación en ánforas de barro; todo ello presente en cada uno de los proyectos, nuevos, viejos, en Ribera del Duero, en el Bierzo... "Vinos artesanos y de pueblo", que dice Germán. Yo añadiría: Vinos De pueblo Para el pueblo.
La cata transcurrió, amena, divertida, en un serpenteante recorrido por las tierras que ven nacer sus vinos, comenzando por La Aguilera (Burgos), casa de su proyecto personal: QUINTA MILÚ, que debe el nombre a su hijo (nada que ver con el perro de Tintín... ;)). De aquí  probamos como primero de la noche, MILÚ 2014, recién salido, con apenas unos meses en botella y por lo tanto con bastante recorrido todavía por hacer (se nota en nariz básicamente), ya se presenta como un vino muy redondo, con esa frescura característica de los vinos de Germán. Un Ribera muy atípico, que tal vez por eso me encanta. 20ha de viñedo viejo en espaldera, a una altitud de 900m aproximadamente, que fermenta en ánforas de barro y en inox, para luego realizar una crianza mínima de 6-8 meses en barricas usadas. El paso de la madera imperceptible, hace que toda su expresividad provenga de la fruta. Está vivo, es fresco, tiene una acidez fantástica y lo bebería a cubos (peligro).
Como en el resto de sus vinos, no se realiza filtrado ni clarificación.


lunes, 12 de enero de 2015

Dominique Roujou & Laura Montero: Sinergias en la mejor tierra del mundo

11 de Diciembre, de nuevo en VideVide (les propondré acogimiento temporal ...) en otra de las catas enmarcadas en la serie #ViñosconRaíces, penúltima para ser más exactos. Una de esas catas que nadie debería perderse si quiere entender el porqué de la pasión de aquel que elabora vino. El porqué uno puede recorrerse miles de kilómetros en busca de las mejores viñas para acoger un proyecto, el porqué de la tierra (terroir), por qué unas sí y otras no; la percepción, el instinto, unidos a trabajo y savoir faire, y, sobre todo, el porqué de las sinergias. Gente que se une, que intercambia lo que sabe y lo que tiene.
Laura Montero y Dominique Roujou
A contarnos todos esos porqués se acercaron esa noche Laura Montero y Dominique Roujou, que unieron sus caminos hace años cuando se conocieron estudiando en Burdeos y hasta Galicia se han venido motivados por la pasión por nuestro terroir y el potencial vinícola de nuestra tierra.
Y de nuestra tierra, de nuestras viñas, comenzó a hablar Dominique, de alguno de sus proyectos; entre los que se encuentra Les 3 Amis (los tres amigos en francés), con Laura Montero y Frank Massard (reconocido sumiller, al frente de Epicure Wines, que persigue la elaboración de vinos singulares en viñedos de climas marginales, viñedos complejos o centenarios, buscando la máxima expresión del vino allí donde nadie apostaría por él). En esa línea se mueven también Laura y Dominique, buscando siempre esa "expresión" en sus proyectos.
Y así nace Les 3 Amis, donde Laura y Dominique se encargan del cuidado de la viña y de la elaboración del vino, dejando la parte de la distribución a Frank.
De la D.O. Valdeorras llegó el primero de la noche: AUDACIA 2012, de la comarca de Carballeda de Valdeorras, situado a unos 600m de altitud en la finca llamada Viladequinta. Godello 100% que expresa las peculiaridades de la tierra en la que nace: suelos de pizarra, que se notan en ese toque mineral del vino. Sutil y elegante (qué bien le sientan las lías al godello), se aprecian tambien esas notas herbáceas características del godello y también flores y frutas blancas. Lo que más me gustó; ese perfecto equilibrio que aporta a este vino su marcada acidez; que lo hace un excelente candidato a vino de guarda... esperemos unos años... su expresividad aún será mayor.
ALMA 2012, pasamos ahora a la D.O. Rías Baixas: Como su bonito nombre indica: el "alma" del proyecto, el inicio del sueño, plasmado en la etiqueta con la vieira, símbolo del peregrinaje entre Francia y España. 100% Albariño del Rosal, de la parcela El Sobral con suelos de granito y esquisto. Es fresco, cítrico, aunque se advierten otras notas más maduras. A medida que se va aireando va ganando en matices; al igual que en boca, donde se nota la salinidad y la acidez: un vino pleno, que te llena la boca. Me gustaría probar otro Alma 2012 dentro de 5 años... me sorprenderá seguro.

viernes, 19 de diciembre de 2014

Mensaje en un botella: #RibeiraSacra + Roberto Regal en #ViñosconRaíces

Roberto Regal y los vinos que se catarían esa noche. Foto: VIDEVIDE
De nuevo apostados en el cuartel general VideVide, esta vez un 20 de noviembre, de nuevo enmarcados bajo el grupo de catas de #ViñosconRaíces y acompañados de Roberto Regal y nada menos que 11 vinos en una amenísima cata que pedía más horas para disfrutar.

Dado que, como veis, vinos hubo muchos (contando las distintas añadas), mi post será diferente esta vez; me centraré en las personas que hay detrás de cada proyecto, tan sólo pinceladas de cada vino a modo identificativo.

Roberto aparece como denominador común de cada vino presentado esa noche, bien colaborando como enólogo o bien como proyecto propio y personal; sus vinos, claro reflejo de lo mucho que puede ofrecer el inigualable entorno de la Ribeira Sacra; fuerza, carácter único, tierra y, sobre todo, pasión por lo que se hace.

Durante la cata pudimos comprobar  por qué el mundo del vino se ha convertido en la forma de vida de Regal: aunque de niño sus sueños eran otros, la tierra, la viticultura, formaban parte de su día a día y el camino iba paralelo...estaba claro que, tarde o temprano, tomaría la sabia decisión de dedicarse a ello.

Sus proyectos respiran Ribeira Sacra por los cuatro costados: no en vano su abuela Esther Teijeiro ha sido la pionera y creadora del primer vino ecológico en Galicia y a ella debemos DIEGO DE LEMOS, un fantástico vino, expresivo, con marcada fruta roja, suave y dulce, pero también denso y persistente; una etiqueta inspiradora, reflejo de las Revueltas Irmandiñas en las que participó Diego de Lemos... como metáfora vemos un ejemplo de que los pájaros más pequeños pueden acabar con las aves más temibles.

Con estas premisas estaba claro que cualquier proyecto en el que se embarcase Regal no dejaría indiferente; su idea: Acercar, dar a conocer y dignificar el trabajo de los viticultores en estas tierras, con los que comparte esfuerzo y también ilusión por sacar vinos al mercado claramente diferenciadores e identificadores. Y en ello trabaja, codo con codo, para que la autoría del vino sea compartida, cada vino una firma diferente y en la cata de esa noche pude probar algunos de ellos y reencontrarme con alguno de mis favoritos de la Ribeira Sacra.

Si, TOALDE 2013, con T de tierra, terra, terruño, terroir, definición perfecta para un vino que habla de sus raíces, de la tierra de donde viene (O Saviñao), honesto, franco, persistente y con un buen equilibrio entre fruta y mineralidad.
La noche fue amable, amena, franca y divertida, escuchando a Roberto como contador de historias, de cada uno de los vinos presentados:

viernes, 5 de diciembre de 2014

Martín Códax: Tradición, Cultura, Vino y #Showcookingsdecodax con Yayo Daporta


El pasado domingo 30 me apeteció pasarlo de forma completamente diferente, nada de levantarse tarde y remolonear hasta la hora de comer.... ¿Y cómo? Pues acercándome a la Bodega Martín Códax en Cambados, al último de los tres showcookings (#showcookingsdecodax) que la bodega ofrecía durante el mes de noviembre. Las catas de vino con degustaciones de platos hechos por cocineros de vanguardia se han convertido en una tendencia puntera en este tipo de eventos y es una forma magnífica de dar a conocer un vino y darnos ideas para su maridaje.

El evento daba comienzo a eso de las 12:00 con una visita guiada por la bodega. Desde aquí mis felicitaciones a María, por hacer un recorrido tan ameno e instructivo. Desde el principio la interacción con todos nosotros fue total; haciendo que tanto profanos como entendidos se sintieran perfectamente integrados y a gusto. Sus definiciones de lo que supone D.O. Rías Baixas para Martín Códax, no dejan indiferente, tanto por ciertas como por emotivas: Rías Baixas es, sobre todo Terreno y Clima, algo único e irrepetible; Rías Baixas es también y por supuesto uva Albariño. También parte de ese desorden geográfico tan característico de nuestra tierra forma parte y define a la D.O: Terreno forestal y agrícola mezclados, cultivos de todo tipo haciendo vecindad con emparrados de viñas... Eso es Galicia, y eso es, eminentemente Rías Baixas en la Subzona de O Salnés.
 Como sabéis, y si no ya lo sabéis ahora, la D.O. Rías Baixas se divide en 5 Subzonas: Ribeira do Ulla, Val do Salnés, Condado do Tea, O Rosal, y la más reciente, Soutomaior. De las 5 zonas, el Salnés, sin duda es la que aporta más "atlanticidad" y salinidad a sus vinos. Y eso se debe a que aquí podemos tener viñas a escasos metros del mar; imaginaos lo que eso puede aportar a sus vinos: Frescura, la antes mencionada salinidad, acidez, aromas herbales como eucaliptos, etc. Es también esta una zona caracterizada por suelos graníticos, arenosos, donde la retención hídrica es baja, por eso la lluvia no afecta de manera tan negativa a estas viñas como en otras latitudes. Las vides se colocan, sobre todo, en emparrados, lo que permite alejar el fruto de la humedad del suelo, a la vez que le asegura una mejor captación del sol y, por lo tanto, óptima maduración.

María, en un momento de la explicación
Tras esta descripción de la zona de O Salnés, María nos habla de la historia de la bodega, y de todo lo que Martín Códax ha supuesto para la D.O. y viceversa: La bodega se creó en 1986, un año antes que la D.O. Rías Baixas; 50 valientes y visionarios bodegueros, decidieron apostar por la elaboración de un vino único que sirviera para posicionar tanto la zona, como a los bodegueros de la zona. De los 50 a los 270 socios de hoy día, han pasado muchas cosas, mucho trabajo, sobre todo, para mantener el compromiso con la tierra y la gente del Salnés, la ilusión, la cultura y el posicionamiento de Martín Códax como un destacado exponente de los vinos gallegos dentro y fuera de nuestras fronteras.


 María nos fue llevando por las diferentes zonas de la bodega; desde la sala de catas, donde se pueden poner a punto los sentidos para los vinos que nos esperaban más tarde; vista, olfato, gusto..., pasando por las zonas de elaboración, con los depósitos de inox y desde la que se puede observar la sala de depósitos primitiva de la bodega, antes de las ampliaciones y consiguiente modernización.

 Tal vez la zona más bonita para mi, y donde María nos explicó los detalles más emotivos de Martín Códax, sea la zona de bodega, la sala de las barricas.


Allí María nos enseñó la copia del Pergamino Vindel: el único manuscrito que guarda el secreto de la letra y música originales de las cantigas del trovador Martín Códax. De ahí nace el nombre de la bodega, y os invito a que leais las contraetiquetas de sus vinos donde vereis pedacitos de la historia de Galicia de manos de este trovador, un gran homenaje de la bodega a nuestra cultura, al vino, que ya aparece mencionado en estas cantigas. Para culminar el homenaje, el corcho de sus vinos aparece pincelado de notas musicales de las cantigas.
Y después de esta magnífica charla, tocaba la "fiesta"! Directos a la sala donde tendría lugar el Showcooking de Yayo Daporta: 5 vinos, 5 platos, una experiencia para los sentidos.
Yayo Daporta, María y Katia Álvarez en un momento del showcooking

Aquí el protagonismo, además de los vinos y los platos, lo tomaron Katia, la enóloga de la bodega, explicando cada unos de los vinos y aportando notas de cata, y Yayo, que nos fue relatando la elaboración de los platos elegidos para cada uno de los maridajes. También Juan A. Vázquez, el director de Martín Códax amenizó la jornada con una interesante charla.


El primero en salir a escena: Albariño Martín Codax 2013, maridado con una Mousse de Coliflor, reducción de vino tinto, berberechos y aceite de albahaca. Un vino con patentes notas cítricas y también florales; fresco, con acidez marcada, combina bien con un producto tan marino como el berberecho, que aparece perfectamente integrado con un producto que a priori pensaríamos que no; la coliflor. Ayuda la suavidad de la crema combinada con el aceite de albahaca y los crujientes de aceituna negra. La untuosidad del plato combina a la perfección con el berberecho y con la salinidad del vino.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

José Luis Aristegui, el Hombre que Susurraba a las Viñas, en #ViñosconRaíces


El pasado jueves 13, una vez más en VideVide, tenía lugar una de las catas incluidas en la serie de #ViñosconRaíces, que nos traerá cada jueves hasta el 18 de diciembre siete bodegas distintas cuyos responsables dirigirán y comentarán las pruebas de vino.

¿Qué es Viños Con Raíces? Una actividad que parte de la exposición fotográfica realizada por Michael Volker Kopa en siete bodegas gallegas, donde se retrata a sus responsables o a los enólogos y pretende poner de manifiesto el binomio persona-terruño como parte inseparable a la hora de elaborar el vino. En sus fotografías podemos observar claramente cómo se pretende reflejar la personalidad de cada uno de los bodegueros o enólogos en simbiosis clara con la tierra de la que extraen su producto. Cada uno de esos retratados vendrá cada jueves a VideVide a comentarnos sus vinos, todos ellos de altísima calidad y producción limitada, que comparten una filosofía de vida, de elaboración y de respeto y arraigo a la tierra.
Detalle de la exposición fotográfica de Michael V. Kopa

En este caso el turno era para José Luis Arístegui, propietario y responsable de la bodega del mismo nombre. A Arístegui es imposible no elogiarlo: Amor por la tierra y la viña, y respeto máximo al trabajo bien hecho... un trabajador incansable, silencioso, que observa atento sus viñas, las escucha para saber de sus necesidades... y ellas siempre dan lo mejor que tienen... unos vinos de 10.

La bodega es la más joven de la D.O. Valdeorras (2011), pero en realidad es el fruto de toda una historia familiar que comienza con su abuelo, luego su padre y ahora él. La mayoría son, por tanto, viñedos viejos que ya pertenecían a la familia; donde antes se empleaban sólo para elaborar vino de "colleiteiro", se ha buscado ahora la especialización y modernización para sacar al mercado una partida de vinos de altísima calidad vinculados a un terreno particular.

Es ahí donde reside la fuerza de los vinos de Arístegui: la tierra, el "terruño", eso es lo que consigue dar la distinción a las cepas y sus uvas... De esas laderas pizarrosas con esquistos, de donde sale su Traste, por ejemplo, o también de otras más arcillosas, todo ello no es más que un claro ejemplo de la importancia de la tierra para que una determinada uva muestre todo su potencial. Posiblemente la Garnacha tintorera de su Traste no sería la que es si no procediese de donde procede.

De ese respeto por la biodiversidad de cada finca, de la tradición, de actuar lo justo, allí donde es necesario, nacen los vinos que esa noche pudimos catar en VideVide, y que yo he tenido la fortuna de probar en ocasiones anteriores.


El primero de la noche fue su Godello 2012, para luego compararlo con el 2011. Diferentes añadas, diferentes vinos, desde luego. 2012, año complicado aporta un vino más intenso, más complejo al principio. no busquéis el típico godello aquí, porque no lo encontraréis. Este es el Godello de Aristegui, para mí, me atrevo a decirlo, los mejores blancos de la contorna y de mucho más allá. Destacan sus aromas herbales, mezclados con alguna fruta blanca, es fresco, y mantiene ese equilibrio con la acidez de toque cítrico en boca. 2011 siempre ha sido mi debilidad, mi pasión, un vino más ligero, lleno de sutilezas, se advierten aromas a miel, vuelven las hierbas aromáticas y algún toque a frutas más maduras.
En común también se perciben muchas cosas, además de que, obviamente, la variedad Godello aporta sus caracterísicas a ambos vinos: se aprecia el trabajo de Aristegui con las lías durante meses, y el respeto y no intervención en la viña, al tratarse de añadas tan diferentes. Son vinos equilibrados, de acidez correctísima y que desde luego, podremos conservar durante años en botella... Otra cosa será que consigamos aguantar una botella mucho tiempo en casa!

jueves, 6 de noviembre de 2014

Atrium Vitis: Con A de Albariño en #probas no VideVide


El pasado jueves 23 de octubre, en el ya habitual cuartel general VideVide, asistí a la cata de los vinos de una de esas bodegas que siempre se me habían escapado por falta de tiempo y planificación: Atrium Vitis.
Esta bodega, situada en Toucedo, Quiroga, Subzona de Quiroga-Bibei  (Ribeira Sacra) lleva pocos años en la D.O., pero cuenta con una gran tradición familiar. Propiedad en la actualidad de Javier Mendoza y Ana Gadín, el abuelo de Javier ya elaboraba su propio vino en casa gracias a las hectáreas de viñedo que poseía. Las generaciones posteriores continuaron con la tradición, y esa pasión se convirtió en un una razón de ser, una forma de vida: de vender la producción a otras bodegas de la Ribeira Sacra, pasaron a tomar la decisión de elaborarlo ellos mismos, bajo el nombre de Pacio de Donas.
Y por qué el Albariño como buque insignia de la bodega?? En una zona donde tradicionalmente la elaboración de tintos es lo más frecuente, en una zona donde, de primar una uva blanca, esa sería Godello... ¿por qué Albariño?
Pues porque la familia ya poseía las cepas desde los años 50, porque su abuelo tenía un empeño personal en la elaboración de blancos, y optó por un albariño en espaldera que aprovecha lo mejor del sol en una zona de contrastes climatológicos, y que se adapta a la perfección con el terreno de canto rodado de su finca.
Hace poco más de un año que sacaron sus vinos al mercado, y bajo mi punto de vista, merecen toda nuestra atención:
Empezando por las personas, por Javier y Ana, que te invitan a escucharlos en silencio... a esa forma que tiene Javier de narrar la historia, de vivir la viña y contar sus vinos...
Javier y Ana en un momento de la presentación de sus vinos
Y es que tienen motivos para estar orgullosos, sin duda, un albariño fermentado sobre lías en barricas de roble francés... que confundiría a cualquier sumiller que se precie en una cata a ciegas.... un albariño que conserva parte de sus característicos toques cítricos, pero más evolucionados, marcados por esa madurez que la uva alcanza en estas tierras, completamente diferentes a las latitudes más atlánticas. Significa por ello que ya no es albariño? No, significa que no es albariño de las Rías Baixas, significa que es albariño de la Ribeira Sacra; ni mejor, ni peor, solo diferente. Y viene a redundar en lo que el terreno y el clima pueden aportar a este maravilloso arte de hacer vino... eso, y el respeto a la viña, al amor por lo simple y al dejar hacer... No hay más.
Pacio de Donas Albariño 100%
Es por eso que este Pacio de Donas 100% Albariño es un vino muy a tener en cuenta; debemos abrirlo, en mi opinión, unos 20 minutos antes de su consumo, no ha de estar excesivamente frío... debemos dejar que salga toda esa expresividad que las lías aportan a este blanco, Sorprendente, complejo, un vino sin filtrar, potente en boca, pero conservando acidez y untuosidad que auguran buena vida en botella. Aparecen en nariz las frutas y al final esos toques a piel de naranja, también los ahumados... Acompañado de un buen surtido de quesos gallegos puede ser como ascender al paraíso...
En la contraetiqueta de los vinos podemos leer una dedicatoria/poema de Antonio Portela (O Viticólogo dos Bagos)... quién mejor que él parar transmitir esa delicadeza y sensibilidad que acompaña al mundo del vino?

viernes, 31 de octubre de 2014

Madrid se come y se bebe: #MadrEAT sobre ruedas!

Foodtruck de LaFinca
Comida sí, pero también vinos... y amigos por los cuatro costados de Madrid. La "excusa" perfecta para combinar tan buen triángulo, fue mi escapada de fin de semana largo a una ciudad en la cada vez tengo más motivos para regresar.

Primero porque me debía a mi misma una visita desde hace casi dos años y segundo, porque iba a estar con amigos muy queridos y a conocer en persona a otros que ya forman parte de ese lote de motivos para volver muy pronto.

El viernes 17 aterrizamos en un Madrid soleado y caluroso, ideal para el terraceo por la zona de Malasaña y Chueca: una Estrella Galicia y unos pinchos servidos en el típico plato de madera de servir el pulpo? Pues sí, en La Tita Rivera, un local bien chulo y con una bonita terraza para disfrutar tanto en verano como invierno, si encuentras sitio, claro!! Muy conocidas sus famosas LaTitas: Sangría, Shandy, De Verano....
Estrella Galicia en La Tita Rivera
De ahí a Tasca Celso y Manolo, local que resucita la antigua tasca Argüelles en Chueca, homenajeando a sus antiguos dueños. Aquí se pueden encontrar hasta 70 recetas tradicionales y divertidas, con nombres como las Empanadillas Martes y Trece, bocadillos históricos, arroces anárquicos... También tiene una buena carta de vinos, con hasta 40 referencias. Merece la pena dejarse caer por el local.
Tasca Celso y Manolo
Pero el día especial, sería sin duda, el sábado. Escogí como "meeting point" el MadrEAT Market, ubicado en el Jardín Botánico de la Complutense. Que qué es MadrEAT?? Pues el primer Street Food Market de Madrid que se celebrará el tercer fin de semana de cada mes.

Concepto ya muy extendido en Reino Unido o Estados Unidos, comienza a tener tirón en nuestro país.  Ese sábado era el primero de todos, el de la puesta en marcha... y... fue una locura!! Superadas todas las previsiones sin duda (más de 15.000 asistentes y 20.000 platos servidos), era una buenísima oportunidad de poder acercarse a la gastronomía de calidad a precio asequible y en un formato más que atractivo y sugerente. Cuenta con la participación de chefs reconocidos como Estanis Carenzo (Sudestada), Luis Arévalo (Kena) e Iván Domínguez (Alborada, 1* Michelín, Alabaster ahora en Madrid), que componen el consejo asesor de todos los proyectos que se presentan para formar parte de este Street Food.
 Qué mejor ocasión de hacer patria que empezar por una Estrella Galicia y acompañarla de las empanadas de Iván? Está elaboradas con masa de maíz y agua de mar, de bonito, xoubiñas, carrillera, pulpo, zamburiñas...
Iván Domínguez en plena faena